[Ir al contenido]

Coronavirus (COVID-19): Consejos de seguridad para volver a hacer deporte

Revisado por: Mary L. Gavin, MD

En las zonas donde los índices de coronavirus (COVID-19) se están manteniendo estables o están bajando, muchos programas para hacer deporte organizado se están preparando para retomar la actividad.

Los expertos afirman que hacer deporte aplicando medidas de seguridad, como limpiar el equipo a compartir, lavarse las manos a menudo, llevar puesta una mascarilla o una cubierta de tela para la cara y practicar el distanciamiento social (o físico), ayuda a proteger a los deportistas del coronavirus.

¿Cómo puedo mantener a mi hijo seguro?

Los padres, los entrenadores y los equipos pueden ayudar a prevenir el contagio del coronavirus compartiendo un plan de seguridad con los atletas y sus familias. Antes de permitir que su hijo practique cualquier deporte, pregunte por las reglas y las expectativas.

Esto es lo que usted debería saber:

  • Los niños no deben hacer deporte si están enfermos o si han mantenido contacto directo con alguien que estaba infectado por el coronavirus. Si un atleta o un miembro de la familia tiene síntomas de COVID-19 o se le ha hecho una prueba que ha dado positiva, no debe ir a las prácticas o a los partidos, incluso si no presenta síntomas, hasta que su médico le diga que es seguro regresar.
  • Es importante que su hijo use su propio equipo deportivo, si es posible. Esto incluye llevar su propio bate, sus propias pelotas, su equipo protector, su mascarilla o cubierta de tela para la cara, su botella de agua, su gel antiséptico o desinfectante para las manos y su propia toalla. Etiquete todo su equipo deportivo y todos sus artículos de uso personal.
  • Los jugadores se deben lavar las manos a fondo y con frecuencia. Se las deben lavar antes de empezar a entrenar o a jugar y después de tocar un equipo compartido por varios jugadores. Haga que su hijo lleve gel antiséptico o desinfectante para las manos, sobre todo, si no dispone de agua y jabón.
  • Los entrenadores, los árbitros, los padres y otros espectadores deben llevar puestas mascarillas o cubiertas de tela para la cara durante todo el tiempo.
  • Los jugadores deben llevar puestas mascarillas o cubiertas de tela para la cara cuando lleguen a los entrenamientos o partidos, durante el entrenamiento, cuando reciban instrucciones y cuando esperen sentados en el banquillo. También las deberían llevar durante los ejercicios, el calentamiento y las actividades de baja intensidad.
  • Los jugadores no deben llevar puestas mascarillas o cubiertas de tela para la cara cuando practiquen:
    • actividades de alta intensidad, como correr, porque cuesta mucho respirar con mascarilla
    • deportes acuáticos
    • deportes donde la mascarilla o la cubierta de tela para la cara se podría quedar enganchada en el equipo o podría tapar accidentalmente los ojos (como en la gimnasia o la animación deportiva)
  • Las superficies que se compartan se deben limpiar y desinfectar. Los objetos que se toquen mucho (como los bancos, los grifos y lo pomos de las puertas) se deben limpiar como mínimo una vez al día y lo más a menudo que sea posible. Los equipos a compartir se deben limitar al máximo y limpiarse entre usos consecutivos.
  • El distanciamiento social (o físico) es obligatorio. Cuando estén haciendo deporte, los niños deben mantener entre sí una distancia de 6 pies (2 metros), siempre que puedan. Esto abarca las actividades de instrucción, los entrenamientos, el calentamiento y el condicionamiento físico, cuando esperen sentados en el banquillo y antes y después de entrenar. Los entrenadores, los padres y otros espectadores deben mantener entre sí una distancia mínima de 6 pies (2 metros) todo el tiempo. El personal adulto y los voluntarios pueden ayudar a mantener la distancia de seguridad entre los jugadores, los entrenadores y los espectadores.
  • Es posible que se tenga que reducir el tamaño del grupo. Limitar el tamaño del equipo ayudará a prevenir el contagio del virus. Las ligas pueden limitar el tamaño de los equipos, escalonar los entrenamientos y colocar a los alumnos en cohortes. Una cohorte es un grupo de jugadores y entrenadores que entrenan juntos a lo largo de toda la temporada deportiva.

Las ligas se están volviendo más creativas. Los equipos deportivos están diseñando nuevas formas de reducir el contagio de gérmenes. Pueden:

  • Entrenar y jugar partidos en exteriores siempre que sea posible.
  • Marcar la pista o el campo de juego para mostrar a los niños dónde se deben colocar para entrenar y practicar. 
  • Considerar los juegos de práctica dentro del mismo equipo, en vez de la competencia directa con otros equipos. Si no es posible, se deberá competir con otros equipos de la misma localidad. Viajar a otros lugares aumenta el riesgo de contagio.

Seguir estas prácticas pueden hacer que el coronavirus tenga menos probabilidades de contagiarse entre jugadores, entrenadores, padres y espectadores. Pero el contagio no se puede prevenir por completo. Por eso, las ligas deben contar con planes de actuación en caso de que alguien enferme o de que haya un brote.

Visite el sitio web de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) para que su hijo retome el deporte con seguridad

Revisado por: Mary L. Gavin, MD
Fecha de revisión: septiembre de 2020