[Ir al contenido]

Coronavirus (COVID-19) y la escuela: Aprendizaje a distancia

Algunas escuelas están llevando a cabo el aprendizaje a distancia durante parte del próximo curso escolar o el curso escolar completo. Esto significa que los alumnos usarán internet para las clases y para entregar las tareas escolares que hagan en casa. La mayoría de los niños ya han usado el aprendizaje a distancia por la pandemia de coronavirus (COVID-19). Pero hay muchas cosas que pueden ser diferentes durante el curso escolar.

¿Qué podemos hacer para estar preparados para el aprendizaje a distancia?

Para preparase, tanto usted como su hijo:

  • Revise su casa para saber si su acceso a internet está actualizado y funciona bien. Informe a la escuela de su hijo si necesita ayuda para tener un acceso fiable a internet. Muchos distritos escolares tienen puntos de conexión WiFi que pueden compartir con los alumnos que lo necesiten. 
  • Asegúrese de que su hijo tenga un dispositivo electrónico para acceder a internet. Muchas escuelas cuentan con dispositivos que pueden prestar a los alumnos que los necesitan. 
  • Algunas clases se pueden hacer en directo, con un profesor enseñando a un grupo de alumnos en tiempo real, pero no de forma presencial (lo que se conoce como aprendizaje sincrónico). Los alumnos también pueden aprender a su propio ritmo y cuando quieran a partir de vídeos instructivos o de tareas digitales (lo que se conoce como aprendizaje asincrónico). Su hijo necesitará más de un programa y más de una aplicación para poder llevar a cabo este tipo de aprendizaje con su dispositivo electrónico. La mayoría de ellos se descargan de forma gratuita. Póngase en contacto con el personal de la escuela si necesita ayuda en este campo. La tecnología informática puede parecer complicada al principio, pero se vuelve más fácil cada vez que se usa. 
  • Sigan una rutina. Haga que su hijo se levante y se vista a la misma hora cada día. Reserve un tiempo para la actividad física.
  • Diseñen un horario para ayudar a su hijo a llevar al día todas las tareas escolares. Colgar un calendario cerca del lugar donde aprende su hijo también lo puede ayudar.
  • Establezca un lugar de aprendizaje lo más libre posible de ruidos y distracciones. Considere la posibilidad de que su hijo se ponga cascos o auriculares para reducir posibles distracciones (a menos que usted también tenga que oír al profesor para ayudar a su hijo en su proceso de aprendizaje). Sea flexible mientras vayan averiguando qué es lo que a su hijo le funciona mejor.
  • Organícese para comunicarse a menudo con el maestro de su hijo. Infórmele sobre lo que esté yendo bien y lo que no esté yendo tan bien. Colabore con él para solucionar los problemas que puedan surgir.
  • Si su hijo tiene un IEP (plan de educación individualizado) o un plan 504 , averigüe cómo se llevará a cabo a través del aprendizaje en línea.
  • Si su hijo suele comer en la escuela, infórmese sobre cómo se seguirá gestionando la comida mientras dure el aprendizaje a distancia.

¿Cómo puedo ayudar a mi hijo a rendir en el aprendizaje a distancia?

Es posible que los padres se pregunten cuánto se deberían implicar en el aprendizaje a distancia de sus hijos. No se espera de usted que se convierta en maestro. Su función consiste en tratar que su hijo se mantenga al día en los aprendizajes escolares. He aquí cómo conseguirlo:

  • Anime y apoye a su hijo para que se esfuerce al máximo.
  • No haga sus tareas escolares ni se las corrija. Haga que su hijo pida ayuda a su profesor si necesita que lo ayude a entender algo.
  • Infórmele al tutor de su hijo sobre qué es lo que funciona y qué es lo que no funciona en el caso de su hijo.
  • Si su hijo recibe clases de aprendizaje sincrónico, tal vez necesite ayuda con la tecnología. Enseñe a su hijo a estar callado mientras el profesor esté explicando, a levantar la mano cuando quiera hablar y a esperar su turno antes de hablar durante la clase.
  • Recuérdele que siga las reglas del profesor, lo que puede suponer tener siempre la cámara encendida, no usar fondos de pantalla diferentes y usar su nombre real en pantalla. Pida al profesor que revise las normas del chat si este permanecerá abierto a lo largo de la clase.

¿Qué más debería saber?

Con un plan de aprendizaje completamente a distancia, los niños echarán de menos las interacciones que tenían en la escuela. Asegúrese de que su hijo sigue teniendo vínculos sociales. Pueden hacer lo siguiente:

  • quedar para hablar y para jugar por internet con miembros de su familia
  • reunirse para jugar manteniendo la distancia física con otras familias que conozcan. Pregúnteles antes si han mantenido las precauciones relacionadas con el distanciamiento social. Esté dispuesto a anular este tipo de reuniones si alguien de alguna de las familias presentara síntomas.
  • pasar momentos divertidos en familia, como juegos de mesa o ver películas antes de acostarse

Para tener más información a fin de que su hijo esté preparado para la escuela, consulte el sitio web de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés).

Fecha de revisión: noviembre de 2020