[Ir al contenido]

Ecocardiograma

Revisado por: Larissa Hirsch, MD

¿Qué es un ecocardiograma?

Un ecocardiograma (también conocido como "eco" o ecografía cardíaca) usa ondas sonoras para crear una imagen del corazón. Esta prueba indolora muestra la estructura del corazón, con sus partes correspondientes, y cómo está funcionando.

¿Por qué se hacen ecocardiogramas?

Los médicos pueden pedir un ecocardiograma para detectar cualquier problema en los tabiques y en las válvulas del corazón, los vasos sanguíneos que desembocan en el corazón y que salen de él y en la fuerza con que bombea sangre este órgano.

¿Cómo me debería preparar para esta prueba?

Puedes comer y beber con normalidad antes de la prueba. No te ponga cremas, lociones ni polvos de talco en el pecho el día en que te hagan el ecocardiograma.

Lleva puesta una camiseta que sea fácil de quitar el día de la prueba. Te darán una bata para que la lleves puesta.

¿Qué ocurre durante la prueba?

Los ecocardiogramas se hacen en una habitación oscura, donde te acostarás en una camilla. Te colocarán unos pequeños adhesivos metálicos (electrodos) en el pecho. Estos electrodos miden el ritmo de tu corazón mientras está latiendo y bombeando sangre. El gel que te pondrán en el pecho ayudará a que las ondas sonoras viajen de la sonda del ecocardiograma (llamada transductor) al corazón, y que reboten en él una y otra vez La persona que te haga esta prueba te ira moviendo la sonda por el pecho para obtener imágenes de tu corazón desde diferentes ángulos.

Notarás la presión ejercida por la punta de la sonda, pero los ecocardiogramas son completamente indoloros.

¿Cuánto dura la prueba?

Se suele tardar entre 30 y 60 minutos obtener una imagen completa del corazón. El gel y los adhesivos se extraen después de concluir la prueba.

¿Cuándo estarán listos los resultados?

El médico analizará el ecocardiograma y te dará los resultados al cabo de 1 o 2 días.

¿Hacerse un ecocardiograma implica asumir algún riesgo?

El ecocardiograma es un procedimiento seguro, y no implica asumir riesgo alguno.

Revisado por: Larissa Hirsch, MD
Fecha de revisión: febrero de 2018