[Ir al contenido]

La transición en los cuidados médicos: la diabetes

Revisado por: Steven Dowshen, MD

¿Qué significa hacer la transición en los cuidados médicos?

Cuando un adolescente que padece una diabetes se haga mayor, sus servicios de cuidados médicos cambiarán. La "transición en los cuidados médicos" significa que dejará de llevarlo a un endocrinólogo pediátrico y pasará a llevarlo un médico para adultos.

¿Cuándo deberían hacer los adolescentes con diabetes la transición a los cuidados médicos propia de los adultos?

Depende de cada persona, pero la mayoría de los adolescentes con esta enfermedad debería hacer la transición a un médico para adultos cuando tengan entre 18 y 21 años de edad. A esta edad, muchas personas van a la universidad o viven en un domicilio distinto al de sus padres.

¿Cómo se puede preparar un adolescente con diabetes para hacer esta transición?

Empezando tan pronto como a los 12 años, un adolescente con diabetes ya se puede empezar a encargar del cuidado de su propia salud. Desde bastante pronto, los padres lo pueden ir supervisando, atribuyéndole cada vez más responsabilidades conforme se vaya haciendo mayor.

Para ayudar a prepararse, los adolescentes con diabetes deberían:

  • aprender cuanto puedan sobre la diabetes
  • saber qué síntomas indican que se encuentran mal o que su plan de control de la diabetes debería ser modificado
  • conocer los nombres de los medicamentos que toman, sus dosis y cuándo los deben tomar, los efectos secundarios más frecuentes y sus interacciones con otros medicamentos
  • ser capaces de responder a preguntas sobre su salud y sus antecedentes médicos
  • saber qué hacer en caso de emergencia
  • saber por qué es importante seguir su plan de tratamiento
  • saber cuáles son las coberturas de su seguro médico, y llevar siempre encima esta información

También necesitarán aprender cómo:

  • programar visitas médicas
  • pedir una receta para obtener más medicamentos
  • contactar con el equipo médico que lleva su diabetes
  • resolver problemas relacionados con los dispositivos que usan, como las bombas de insulina o los monitores de glucosa en sangre.

¿Qué deben hacer los adolescentes antes de ir a la universidad o de vivir fuera del domicilio familiar?

Antes de irse de casa, los adolescentes con diabetes deberían:

  • llevarse copias de su historia médica, que incluya los medicamentos que toman, las alergias que padecen, las vacunas que se hayan puesto, los resultados de pruebas que les hayan hecho, y el nombre y el número de teléfono de su endocrinólogo y de su médico de atención primaria
  • encontrar un endocrinólogo que viva cerca de su domicilio

Los adolescentes que vayan a ir a la universidad deberían ponerse en contacto con:

  • los servicios de salud para estudiantes a fin de coordinar sus cuidados con los del endocrinólogo que los atienda.
  • la oficina del centro encargada de los servicios para estudiantes con necesidades especiales y hablar con sus profesores sobre adaptaciones y planes académicos en caso de enfermedad.

Los adolescentes que estén trabajando deberían informar a la persona que los contrate sobre cómo puede afectar a su trabajo el hecho de padecer una diabetes.

¿Cómo podemos encontrar a un médico especializado en la diabetes?

Para encontrar a un médico especializado en la diabetes:

  • pida al profesional que atienda a su hijo que le facilite una lista de endocrinólogos para adultos en la zona donde vive su hijo.
  • Consulte sitios web o póngase en contacto con las sedes locales de grupos sobre la diabetes, como American Diabetes Association o Students with Diabetes.

¿Qué más debería saber?

Cuando se cambien a un endocrinólogo para adultos, los adolescentes también deberían buscar a un médico de atención primaria para adultos, que atienda otras necesidades médicas que no estén relacionadas con la diabetes. Podría ser un internista, un médico de familia o un enfermero autorizado. Este profesional deberá colaborar con el endocrinólogo de su hijo en caso necesario.

Revisado por: Steven Dowshen, MD
Fecha de revisión: abril de 2018