[Ir al contenido]

Taquicardia supraventricular

¿Qué es la taquicardia supraventricular?

La taquicardia supraventricular es un tipo de arritmia (ritmo cardíaco anormal), donde el corazón late o bombea muy deprisa.

El ritmo cardíaco anormal empieza en las aurículas, que son las cavidades superiores del corazón. La taquicardia supraventricular suele ocurrir de repente y puede durar unos pocos minutos o muchas horas.

¿Qué ocurre en la taquicardia supraventricular?

Una zona de las aurículas llamada nodo sinusal envía señales eléctricas que indican al corazón que lata o bombee a un ritmo normal. También le indican que se acelere durante el ejercicio físico o en momentos de estrés, y que reduzca el ritmo cardíaco durante el sueño.

Normalmente, las señales eléctricas siguen recorridos fijos para pasar de las cavidades superiores del corazón a las inferiores (los ventrículos). En las personas con taquicardia supraventricular, a veces las señales pueden entrar en "cortocircuito" y hacer que el corazón lata más deprisa.

Interior del corazón

La taquicardia supraventricular hace que el corazón trabaje mucho más para desempeñar su función, sobre todo si se trata de una taquicardia de larga duración. Los episodios largos de taquicardia supraventricular pueden hacer que el corazón se canse y que no sea capaz de latir con normalidad.

La duración de los episodios de taquicardia supraventricular y su frecuencia difieren entre las personas afectadas.

¿Cuáles son sus signos y los síntomas de la taquicardia supraventricular?

Algunos niños con taquicardia supraventricular no presentan ningún síntoma. Cuando los presentan, las palpitaciones (la sensación de un latido rápido y fuerte en el pecho) son el síntoma más frecuente.

Entre otros síntomas, se incluyen los siguientes:

  • mareo
  • cansancio
  • debilidad
  • falta de aliento
  • dolor de pecho
  • desmayo

Causas de la taquicardia supraventricular

La taquicardia supraventricular puede ser congénita, lo que significa que el bebé nace con ella. O se puede desarrollar más adelante en la vida de la persona. A veces la taquicardia supraventricular ocurre debido a otras afecciones cardíacas.

¿Quién puede desarrollar una taquicardia supraventricular?

La taquicardia supraventricular suele afectar a bebés, niños pequeños y adolescentes.

¿Cómo se diagnostica una taquicardia supraventricular?

Los médicos utilizan varias herramientas para diagnosticar las taquicardias supraventriculares. Es muy importante que los padres conozcan bien el historial médico de su hijo (o sus antecedentes médicos) y que faciliten esta información al médico.

El médico le hará un examen físico al niño y le pedirá un electrocardiograma (ECG o EKG) para medir la actividad eléctrica de su corazón. Hay varios tipos de ECG:

  • ECG en reposo, que mide la frecuencia cardíaca y el ritmo cardíaco, y dura menos de un minuto.
  • Prueba de esfuerzo (también llamada ECG con ejercicio), que mide la frecuencia cardíaca y el ritmo cardíaco mientras se hace ejercicio, como montar en una bicicleta estática o caminar en una cinta de gimnasio.
  • Monitor de ECG en el domicilio, que es un ECG hecho durante un largo período de tiempo. Registra el ritmo cardíaco durante las actividades diarias habituales. Registro continuo (generalmente durante 24 horas seguidas con un monitor llamado "Holter"): el registro de ECG se hace durante todo el período.  Monitorización de eventos (generalmente durante 30 a 60 días); es esta monitorización, los datos se registran solo cuando el niño nota síntomas y aprieta un botón, o bien cuando el monitor detecta ciertas condiciones.

¿Cómo se tratan las taquicardias supraventriculares?

Muchas arritmias, como la taquicardia supraventricular, pueden no requerir ningún tipo de tratamiento.

El tratamiento se puede hacer cuando la taquicardia supraventricular causa síntomas, dura mucho tiempo seguido u ocurre muy a menudo. Las opciones incluyen:

Medicación. Los médicos pueden usar medicamentos (como los betabloqueantes) que enlentecen la frecuencia cardíaca. Esto reduce las probabilidades de tener episodios largos o frecuentes de taquicardia supraventricular. A veces, estos medicamentos causan efectos secundarios perjudiciales, por lo que el niño debe acudir a revisiones médicas regulares.

Ablación con catéter. Con el niño dormido y cómodo, un catéter (un cable de plástico fino y flexible) se introduce en una vena o una arteria de la pierna y se guía hasta el corazón. Cuando se llega al área del corazón causante del problema, el extremo del catéter puede usar energía caliente (lo que se llama ablación por radiofrecuencia) o energía fría (o crioablación) para destruir los tejidos causantes de la arritmia.

De cara al futuro

La mayoría de los niños con taquicardia supraventricular llevan una vida normal. Es importante que acudan a todas las visitas de seguimiento con la frecuencia que programe el cardiólogo de su hijo.

Fecha de revisión: mayo de 2018