[Ir al contenido]

Férulas

¿Qué es una férula?

Una férula es un dispositivo de sujeción hecho con material rígido, que mantiene inmóvil una zona lesionada.

¿De qué están hechas las férulas?

Las férulas pueden ser de plástico, metal, yeso o fibra de vidrio. El material puede venir prefabricado de una medida especial o puede ser moldeable a medida. Las férulas pueden estar formadas por una pieza o varias.

¿Qué hacen las férulas?

Las férulas mantienen los huesos y las articulaciones en su lugar para que puedan curarse después de una fractura (rotura de un hueso), una lesión o una cirugía. Las férulas también pueden resultar útiles para las afecciones de las articulaciones (como la artritis) o los músculos (como las parálisis, que van desde la debilidad a la inmovilidad muscular).

¿Cuándo deciden los médicos usar una férula en lugar de una escayola?

Los médicos usan férulas para las fracturas de los huesos si la zona que rodea a la lesión está inflamada. Cuando hay inflamación, las férulas son una mejor opción que las escayolas porque, si es necesario, se pueden aflojar fácilmente.

Una vez que la inflamación cede, los profesionales del cuidado de la salud suelen reemplazar la férula por una escayola. La escayola ofrecerá más protección mientras se cura un hueso fracturado.

¿Cómo se debe cuidar una férula?

  • En general, no es necesario ajustar las férulas en el hogar. Si la férula parece estar demasiado ajustada, provoca incomodidad o dolor, comuníquese con el profesional del cuidado de la salud.
  • No permita que la férula se moje. Si la férula se moja, tal vez no sujete bien el hueso y, además, puede provocar una irritación o erupción en la piel.
  • No coloque objetos, lociones o polvos dentro de la férula.
  • Dígale a su hijo que no se rasque la piel que está dentro de la férula.
  • Revise la piel que se encuentra en los bordes de la férula para ver si tiene ampollas, llagas o enrojecimiento.

Bañarse con una férula

Si el médico le dice que su hijo puede dejarse la férula puesta mientras se baña, asegúrese de que no se moje.

Para mantener la férula seca durante el baño:

Los niños de menos de 5 años deben darse baños con esponja. Para darle baños con esponja, use una esponja o un paño húmedo para lavar y enjuagar al niño. No coloque al niño en el agua.

Los niños de más de 5 años se pueden bañar. Los baños son mejores que las duchas porque es más fácil mantener la férula seca. Antes del baño, cubra la férula con una bolsa de plástico. Selle la parte superior con una banda elástica. Manténgala totalmente fuera del agua apoyándola a un costado de la bañera.

Si se salpica la férula, séquela con un secador de cabello en el ajuste frío. Si parte de la férula se hunde o se moja demasiado, llame al médico.

¿Cuándo debería llamar al médico?

Llame al médico si:

  • Su hijo tiene un dolor que empeora.
  • Tiene los dedos hinchados, con un color diferente o adormecidos.
  • La férula está demasiado ajustada o demasiado floja.
  • La férula está mojada o dañada.

De cara al futuro

Ayude a su hijo a cuidar de la férula para que se mantenga en buenas condiciones y no le provoque irritación. Pronto, su hijo retomará todas las actividades habituales.

Fecha de revisión: junio de 2018