[Ir al contenido]

Colesterol

Revisado por: Mary L. Gavin, MD

¿Qué es el colesterol?

El colesterol es una sustancia cerosa fabricada por el hígado. El colesterol ayuda a construir las membranas celulares y se usa en la fabricación de hormonas, como el estrógeno, la testosterona y la vitamina D.

Lo más probable es que la mayoría de los padres no piensen en qué significa el colesterol para sus hijos. Pero las enfermedades cardíacas tienen sus orígenes en la infancia. Por lo tanto, un colesterol alto en un niño aumenta sus probabilidades de tener una enfermedad de corazón y accidentes cerebro-vasculares en la etapa adulta.

¿De dónde procede el colesterol?

El hígado fabrica todo el colesterol que necesita el cuerpo. Pero el colesterol también procede de algunos de los alimentos que comemos. Los alimentos de alto contenido en grasas saturadas y trans también pueden incrementar la cantidad de colesterol que fabrica el hígado.

Entre los alimentos de origen animal que contienen colesterol, se encuentran:

  • las yemas de huevo
  • la carne
  • la carne de ave
  • el marisco
  • los productos lácteos (incluyendo la leche, el queso y el helado)

Los alimentos de origen vegetal, como las frutas, las verduras, las hortalizas y los cereales no contienen nada de colesterol.

¿Cuáles son los tipos de colesterol?

El colesterol que contiene la sangre no se mueve por el cuerpo a solas. Se combina con proteínas para moverse por el torrente sanguíneo. El colesterol y las proteínas viajando juntos por el torrente sanguíneo se llaman lipoproteínas.

El colesterol LDL (del inglés low-density lipoprotein) o lipoproteínas de baja densidad y el colesterol HDL (del inglés high-density lipoprotein) o lipoproteínas de alta densidad son los dos tipos de colesterol de los que la mayoría de nosotros hemos oído hablar.

Las lipoproteínas de baja densidad, o "colesterol malo", se pueden acumular en las paredes de las arterias. El colesterol y otras sustancias contenidas en la sangre forman la placa. La acumulación de placa puede hacer que los vasos sanguíneos se vuelvan rígidos, se estrechen y lleguen a obstruirse. La placa facilita la formación de coágulos de sangre. Un coágulo de sangre puede obstruir una arteria que se ha estrechado y causar un ataque de corazón o un accidente cerebro-vascular.

La aterosclerosis, o endurecimiento de las arterias, también conlleva una reducción de la irrigación sanguínea de órganos vitales, como el cerebro, los intestinos y los riñones.

Las lipoproteínas de alta densidad, o "colesterol bueno", viaja desde las arterias hasta el hígado. Allí es donde el colesterol se descompone y se elimina del cuerpo.

Un colesterol LDL alto combinado con un colesterol HDL bajo aumenta el riesgo de que la persona tenga enfermedades cardíacas (de corazón).

¿Cuáles son las causas de un colesterol alto?

Hay tres factores principales que contribuyen a tener el colesterol alto:

  1. la dieta: una dieta de alto contenido en grasas, especialmente las grasas saturadas y las grasas trans
  2. la herencia: tener un padre o un familiar cercano con el colesterol alto
  3. la obesidad: que está relacionada con llevar una dieta inadecuada y la falta de ejercicio físico

Las personas que están activas físicamente, comen alimentos saludables, no tienen antecedentes familiares de colesterol alto o enfermedades cardíacas, y que no tienen sobrepeso es mucho menos probable que tengan alto el colesterol.

¿Cómo se diagnostica el colesterol alto?

A todos los niños se les debería analizar el colesterol en sangre cuando tengan entre 9 y 11 años de edad y, de nuevo, cuando tengan entre 17 y 21 años.

A los niños de más de 2 años, se les debería analizar si:

  • tienen un padre u otro familiar cercano cuyo colesterol total supera los 240 mg/dl
  • tienen antecedentes familiares de enfermedades cardiovasculares antes de los 55 años de edad en los hombres y antes de los 65 años en las mujeres
  • tienen ciertas afecciones médicas (como una enfermedad renal, la enfermedad de Kawasaki o la (artritis idiopática juvenil)
  • tienen sobrepeso o son obesos
  • tienen diabetes, tensión arterial alta, o son fumadores

El médico de su hijo le puede mandar un análisis de sangre para evaluar su colesterol. Su hijo tendrá que estar en ayunas (sin comer ni beber nada, excepto agua, durante las 12 horas inmediatamente anteriores) antes del análisis de sangre.

Según las recomendaciones del Programa Nacional de Educación sobre el Colesterol (NCEP, por sus siglas en inglés), los márgenes del colesterol total y del colesterol LDL para niños y adolescentes, de entre 2 y 18 años son los siguientes:

Categoría

Colesterol total (mg/dL)

Colesterol LDL (mg/dL)

Aceptable Menos de 170 Menos de 110
Limítrofe  170-199 110-129
Alto 200 o superior 130 o superior

mg/dL = miligramos por decilitro

¿Cómo se trata el colesterol alto?

Si su hijo tiene un colesterol LDL de 130 mg/dl o superior, su médico hablará con usted sobre cambios a introducir en el estilo de vida del niño o les aconsejará visitar a un dietista o nutricionista. Las metas consistirán en:

  • reducir el consumo de grasas (sobre todo de las grasas saturadas y las trans) y reducir el colesterol en la dieta de su hijo
  • aumentar el ejercicio físico
  • perder peso, en caso necesario

Cuando haga entre 3 y 6 meses que su hijo haya introducido cambios en su estilo de vida, lo más probable es que el médico le vuelva a mandar otro análisis de colesterol en sangre.

La medicación solo se suele considerar para niños de 10 años en adelante cuyo colesterol LDL es de 190 mg/dL o superior, y cuando los cambios introducidos en la dieta y el ejercicio físico no hayan funcionado. Los niños con factores de riesgo, como la diabetes o la hipertensión arterial o con antecedentes familiares de colesterol alto o enfermedades cardíacas, pueden necesitar tratamiento con colesteroles más bajos de 190 mg/dL.

Cinco maneras de bajar el colesterol

Sepa cuál es su concentración de colesterol en sangre y, si es alta, pida que se la controlen a su hijo.

A continuación, encontrará 5 maneras de ayudar a controlar el colesterol en su familia:

  1. Sirva una dieta saludable para el corazón, que incluya:
    - verduras, frutas, hortalizas y cereales integrales
    - carne magra y carne de ave, pescado, frutos secos, legumbres y productos de soja.
    - leches y productos lácteos desnatados o semidesnatados
    - grasas saludables, como las que contienen el pescado, los frutos secos y los aceites vegetales
  2. Limite el consumo de bebidas y alimentos con azúcares añadidos.
  3. Lea la información nutricional de las etiquetas alimentarias, para poder limitar el consumo de colesterol, grasas saturadas y grasas trans.
  4. Fomente la práctica de mucho ejercicio físico en su familia. El ejercicio físico ayuda a aumentar el colesterol HDL en la sangre, ¡algo muy positivo! Los niños y los adolescentes deben practicar actividades físicas por lo menos durante 60 minutos cada día.
  5. Ayude a su hijo a mantener un peso saludable.

Es importante que la vida sana se convierta en un esfuerzo de toda la familia. Las medidas que tome para mejorar el estilo de vida de su familia tendrán un efecto positivo en la salud de todos sus miembros; y no solo ahora, sino también de cara al futuro.

Revisado por: Mary L. Gavin, MD
Fecha de revisión: septiembre de 2018