[Ir al contenido]

Cafeína

¿Qué es la cafeína?

La cafeína es un estimulante natural presente en el café, el chocolate y otros alimentos y bebidas.

¿Cómo afecta la cafeína a las personas?

La cafeína se considera una droga porque estimula el sistema nervioso central. Afecta a los niños y los adultos de forma similar y, en niveles bajos, puede hacer que las personas se sientan con más energía y alerta.

Los alimentos y las bebidas con cafeína están en todas partes, pero es conveniente reducir al mínimo el consumo de cafeína en los niños, en especial en los más pequeños.

Tanto en los niños como en los adultos, el exceso de cafeína puede ocasionar lo siguiente:

  • nerviosismo
  • malestar estomacal
  • dolores de cabeza
  • dificultad para concentrarse
  • dificultades para dormir
  • frecuencia cardíaca más rápida
  • tensión arterial más elevada

En los niños pequeños, no es necesaria mucha cantidad de cafeína para producir estos efectos.

¿Qué otros problemas pueden aparecer?

Aquí encontrará otras razones para limitar el consumo de cafeína en los niños:

  • Los niños beben con frecuencia cafeína porque está presente en los refrescos (coca-cola, etc). Los niños que beben uno o más refrescos por día tienen un 60% más de probabilidades de ser obesos.
  • Las bebidas con cafeína suelen contener calorías vacías y los niños que se llenan con ellas no obtienen las vitaminas y los minerales que necesitan de fuentes saludables. El exceso de refrescos puede hacer que no se obtenga el calcio que los niños necesitan para tener huesos y dientes fuertes.
  • El exceso de bebidas con cafeína endulzadas puede provocar caries por el alto contenido de azúcar y erosionar el esmalte dental por la acidez.
  • La cafeína es un diurético que hace que el cuerpo elimine agua (por medio de la orina), lo cual puede contribuir a la deshidratación. Es conveniente evitar el exceso de cafeína en clima cálido, cuando los niños necesitan recuperar el líquido que pierden a través de la sudoración.
  • Dejar de tomar cafeína abruptamente puede causar síntomas de abstinencia (como dolores de cabeza, dolores musculares e irritabilidad), en especial entre quienes consumen mucha cafeína.
  • La cafeína puede empeorar los problemas del corazón o los trastornos nerviosos, y algunos niños tal vez no sepan que están en riesgo.

¿Qué es la sensibilidad a la cafeína?

La sensibilidad a la cafeína tiene que ver con la cantidad de cafeína que tendrá un efecto en una persona. Como promedio, cuanto menor sea el tamaño de la persona, menor será la cantidad de cafeína necesaria para producir efectos secundarios. Sin embargo, la sensibilidad a la cafeína se ve afectada en gran medida por la ingesta diaria de cafeína.

Las personas que toman regularmente bebidas que contienen cafeína desarrollan rápidamente una menor sensibilidad. Esto significa que necesitan dosis más elevadas de cafeína para obtener los mismos efectos que una persona que no toma bebidas con cafeína con frecuencia. Por lo tanto, cuanta más cafeína ingieran los niños, más cafeína necesitarán para sentir los mismos efectos. En general, los niños son más sensibles que los adultos a la cafeína y pueden sentir los efectos hasta durante 6 horas.

¿Qué alimentos y bebidas contienen cafeína?

La cafeína se produce naturalmente en las hojas y las semillas de muchas plantas. También se fabrica de forma artificial y se añade a ciertos alimentos. Los niños obtienen la mayor cantidad de la cafeína de los refrescos, pero también está presente en el café, el té, el chocolate, el helado de café o yogur helado, además de encontrarse en los analgésicos y otros medicamentos de venta sin receta médica. Incluso el té helado puede contener tanta azúcar y cafeína como un refresco.

A continuación, se incluye un cuadro comparativo de algunas fuentes de cafeína:

ProductoTamañoCantidad de cafeína
Refresco Jolt  12 oz. 71.2 mg
Mountain Dew 12 oz. 55 mg
Coca-Cola 12 oz. 34 mg
Coca-Cola light   12 oz. 45 mg
Pepsi 12 oz. 38 mg
Café no instantáneo (de filtro) 5 oz. 115 mg*
Té helado 12 oz. 70 mg*
Chocolate negro (amargo) 1 oz. 20 mg*
Chocolate con leche 1 oz. 6 mg*
Bebida de cacao 5 oz. 4 mg*
Bebida de leche y chocolate 8 oz. 5 mg*
Medicamentos para el resfriado 1 comprimido 30 mg*
*cantidad promedio de cafeína

Fuentes: Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos y Asociación Nacional de Refrescos

¿Cómo se puede reducir el consumo de cafeína?

¿Es posible lograr que los niños no consuman cafeína? ¡Por supuesto que sí! La mejor manera de eliminar la cafeína (y el azúcar agregado) es eliminar los refrescos. En lugar de eso, ofrézcales agua, leche o agua con gas saborizada; también puede servir pequeñas cantidades de jugo de fruta 100% natural. Puede permitir un refresco o té ocasionalmente; pero asegúrese de que sea descafeinado. Esté atento a la cafeína oculta leyendo la lista de ingredientes de los alimentos y las bebidas.

La mejor manera de reducir la ingesta de cafeína es eliminarla lentamente. De lo contrario, los niños (y los adultos) podrían tener dolores de cabeza y sentir dolor, depresión o simplemente sentirse muy mal.

Una persona que reduce el consumo de cafeína tal vez se sienta cansada. Lo más acertado sería recostarse, no recurrir a los refrescos: es simplemente la manera que tiene el cuerpo de decir que es necesario más descanso. Pero no se preocupe, el nivel de energía volverá a ser el mismo en unos pocos días.

Al igual que con todas las cosas, la clave para mantener el consumo de cafeína de sus hijos bajo control está en la moderación.

Fecha de revisión: febrero de 2017