[Ir al contenido]

Terapia para el TDAH

Revisado por: D'Arcy Lyness, PhD

¿Qué es la terapia para el TDAH?

La terapia forma parte del tratamiento de la mayoría de los niños y adolescentes con un diagnóstico de TDAH. Los niños tienen reuniones con un terapeuta que los ayuda con los problemas que puede causar el TDAH.

En la terapia, los niños aprenden habilidades que no les surgen naturalmente debido al TDAH, como escuchar y prestar más atención.

Algunos niños con TDAH también hacen otro tipo de terapia que recibe el nombre de terapia ocupacional. Esto los ayuda cuando les resultan difíciles cosas como mantener el equilibrio o escribir debido al TDAH o a un trastorno del aprendizaje.

El tratamiento para el TDAH suele incluir medicamentos. Los medicamentos mejoran la capacidad del cerebro para prestar atención, ejercer el autocontrol y moverse menos. Los medicamentos resultan más útiles cuando un niño también tiene un terapeuta que le enseña cómo usar esas habilidades mejoradas.

¿Por qué los niños necesitan terapia para el TDAH?

La terapia ayuda a los niños con TDAH a que les vaya mejor en la escuela y en el hogar. Por ejemplo, aprenden lo siguiente:

  • concentrarse en el trabajo de la escuela
  • escuchar más y prestar más atención
  • llevarse mejor con otros
  • tener menos problemas de conducta

Algunos niños necesitan terapia para ayudarlos a aliviar las emociones complejas causadas por el TDAH. Por ejemplo, es posible que los niños pierdan la confianza o sientan que están decepcionando a otros. Algunos niños se sienten deprimidos, ansiosos o frustrados.

Cuando los niños aprenden habilidades para manejar el TDAH, se sienten mejor. La terapia también ayuda a los niños a sentirse más felices y más confiados.

¿Cómo funciona la terapia para el TDAH?

En la terapia para el TDAH, los niños aprenden haciendo. Con los niños más pequeños, esto significa dibujar, jugar y hablar. En el caso de los niños más grandes y los adolescentes, un terapeuta compartirá actividades e ideas para desarrollar las habilidades que necesitan, como buenos hábitos de estudio.

En la terapia para el TDAH, una relación positiva con el terapeuta ayuda a los niños a sentirse animados y apoyados a medida que aprenden.

Illustration: ADHD therapy support

Según la edad del niño, un terapeuta tal vez se reúna con el niño y el padre juntos, o solo con el niño. Cuando los padres trabajan con los hijos en las sesiones de terapia, aprenden consejos e ideas para continuar con las lecciones en casa.

Los padres pueden ayudar a sus hijos a usar y poner en práctica lo que aprenden. Los niños desarrollan la confianza y la autoestima a medida que dominan nuevas habilidades.

¿Qué ocurre en la terapia para el TDAH?

Al principio, el terapeuta de su hijo hablará con usted y le hará preguntas. Escuchar sus respuestas ayuda al terapeuta a obtener más información acerca de su hijo. Juntos, establecerán metas de lo que desea mejorar.

Los padres y los niños suelen reunirse con el terapeuta una vez a la semana durante unos pocos meses.

Las sesiones de terapia incluyen actividades como las siguientes:

  • Hablar y escuchar. El terapeuta les enseña a los niños a hablar acerca de sus sentimientos. Esto ayuda a los niños a darse cuenta de sus sentimientos y ponerlos en palabras en lugar de acciones. Hablar y escuchar ayuda a los niños a sentirse comprendidos y preparados para aprender. También ayuda a los niños a prestar más atención y escuchar más.
  • Jugar con un objetivo. En el caso de los niños más pequeños, el juego puede enseñarles autocontrol; como esperar su turno. Los terapeutas pueden usar juegos que les enseñan a los niños a calmarse, seguir instrucciones y volver a intentarlo en lugar de perder los estribos o darse por vencidos. El juego también es una manera de que los niños aprenden a planificar, organizar y guardar las cosas.
  • Hacer actividades para enseñar lecciones. Los terapeutas pueden enseñar lecciones acerca de las emociones, la organización del trabajo escolar, el estudio o la comprensión de las otras personas. Las actividades y las hojas de trabajo ayudan a hacer que estas lecciones sean entretenidas.
  • Practicar nuevas habilidades. Un terapeuta puede enseñarles a los niños habilidades como la conciencia plena (mindfulness) o ejercicios de respiración. Estas habilidades pueden ayudar a entrenar la atención y la calma de la mente y el cuerpo. Las sesiones de terapia pueden ser un momento para poner en práctica estas habilidades.
  • Resolver problemas. Los terapeutas harán preguntas sobre los problemas del TDAH en la escuela y en el hogar. Hablarán con los niños y los padres juntos acerca de cómo resolver estos problemas.

¿Durante cuánto tiempo hacen terapia para el TDAH los niños?

La duración de la terapia dependerá de sus metas. La mayor parte del tiempo, el terapeuta querrá ver a su hijo una vez a la semana durante unos meses.

¿Cómo pueden ayudar los padres?

El TDAH no es culpa del niño; ni de los padres. Pero existen algunas cosas que los niños y los padres pueden aprender en la terapia para ayudar a mejorar las cosas.

Esta es la forma en la que usted puede ayudar:

  • Busque un terapeuta con el que su hijo se sienta cómodo. Pídale al equipo de atención médica que lo ayude a encontrar uno. O vaya al sitio de CHADD para encontrar uno que esté cerca de su casa.
  • Lleve a su hijo a todas las visitas que le recomienden. Aprender nuevas habilidades es un hábito que los niños necesitan mantener hasta que las dominan.
  • Trabaje con el terapeuta del niño sobre la mejor manera de responder a los comportamientos provocados por el TDAH.
  • Pregúntele cómo puede ayudar a su hijo a practicar en el hogar. ¿Hay juegos que puedan jugar o habilidades que pueda ayudarle a aprender a su hijo?
  • Edúquelo con paciencia y cariño.
Revisado por: D'Arcy Lyness, PhD
Fecha de revisión: diciembre de 2017