[Ir al contenido]

Estrabismo

¿Alguna vez te preguntaste por qué los ojos de algunas personas no parecen estar alineados? Tal vez hayas notado que en algunas ocasiones los ojos apuntan en diferentes direcciones cuando estas personas miran un objeto o te miran a ti.

Veamos por qué ocurre esto y cómo pueden obtener ayuda los niños que tienen este problema.

¿Por qué algunos ojos no están correctamente alineados?

Estrabismo es el término que se utiliza para los ojos que no están alineados y que no se enfocan en el mismo objeto. Los ojos pueden desviarse hacia adentro (hacia la nariz), hacia afuera (hacia el oído), hacia arriba o hacia abajo si los músculos que los mueven no funcionan correctamente o si los ojos no logran enfocarse correctamente. A veces, el estrabismo recibe el nombre de "esotropía" (cuando los ojos se desvían hacia adentro) o de "exotropía" (cuando se desvían hacia afuera).

Tal vez hayas escuchado la expresión "ojo vago" para hablar de un ojo que no está alineado con el otro. Pero en realidad, no es que el ojo sea vago sino que la vista de una persona es débil. El término médico para el ojo vago es ambliopía.

El estrabismo y la ambliopía están íntimamente relacionados y con frecuencia (aunque no siempre) se dan juntos. A veces, el estrabismo puede provocar ambliopía mientras que en otros casos ocurre al revés y la ambliopía es la causante del estrabismo. Cuando un niño tiene las dos afecciones, probablemente sea difícil determinar cuál apareció primero.

La respuesta está en los ojos

Entonces, ¿qué ocurre cuando un niño tiene un ojo que no está alineado? Para comprenderlo, primero necesitas un poco de información sobre los ojos. Los ojos son como una cámara y la parte posterior del ojo, llamada retina, es la película. Los objetos que ven tus ojos se proyectan sobre la retina y estas imágenes se envían al cerebro a través de señales nerviosas. El cerebro detecta estas señales, las agrupa para formar una imagen y de esa manera podemos ver. Es sorprendente que todo ocurra con tanta rapidez: ¡en tan solo una fracción de segundo!

Cuando un niño tiene estrabismo, los ojos no se enfocan juntos en el mismo objeto y cada ojo envía una imagen diferente al cerebro. Como resultado, el cerebro tal vez vea dos imágenes (visión doble) o el objeto se vea borroso.

El cerebro de los niños es realmente inteligente y no le agrada recibir dos imágenes distintas en lugar de solo una. Para resolver este problema, el cerebro tal vez ignore la imagen que proviene de un ojo para recibir solo una imagen clara. Al descartar el ojo desalineado y favorecer al que funciona correctamente, el ojo desalineado se debilita (lo cual causa ambliopía). Sin tratamiento, el ojo desalineado puede llegar a volverse ciego con el tiempo.

¿Qué hará el médico?

En general, los médicos diagnostican el estrabismo durante el control habitual de un bebé o un niño pequeño. Si el médico o uno de los padres cree que un niño tiene estrabismo, el niño tendrá que ir a un médico especializado que se llama oftalmólogo. El médico examinará los ojos del niño y le pedirá que lea un cartel colocado en la pared o que mire a través de una máquina similar a un microscopio. Ninguna de estas pruebas resulta dolorosa.

Si el médico cree que el niño tiene estrabismo, existen diferentes formas de tratarlo. Algunos niños simplemente necesitan usar anteojos. Otros tal vez necesiten una cirugía para alinear los ojos. Los niños con ambliopía tal vez tengan que usar un parche en el ojo sano para fortalecer al más débil. Para cualquier niño con estrabismo o ambliopía, comenzar con el tratamiento lo antes posible es la mejor manera de mejorar la vista.

¿Qué se siente?

A veces, los niños que tienen estrabismo son el blanco de burlas. Al igual que cualquier otro tipo de burla, esto hiere los sentimientos. Si conoces a alguien con estrabismo, sé un buen amigo y no te burles.

Y si tú tienes estrabismo y te hacen burlas, habla con tus padres, un maestro o un consejero. La buena noticia es que esta afección casi siempre se puede tratar; por lo tanto, algún día podrás decirle adiós al estrabismo.

Fecha de revisión: enero de 2017