[Ir al contenido]

¡Fumar es horrible!

Fumar es una de las peores cosas que puedes hacerle a tu cuerpo. Sin embargo, todos los días, aproximadamente 3.200 niños y adolescentes comienzan a fumar.

La mayoría de los estudiantes de la escuela media no fuman; solo lo hace uno de cada 50 estudiantes. Y la mayoría de los estudiantes de la escuela secundaria tampoco fuman; solo lo hacen 9 de cada 100.

¿Pero por qué comienzan a fumar aquellos que lo hacen?

Hay más de una respuesta. Algunos niños tal vez comiencen a fumar simplemente por curiosidad. A otros tal vez les atraiga la idea de hacer algo peligroso, algo que los adultos no quieren que hagan. Y otros quizás conozcan a muchas personas que fuman y piensen que es una manera de actuar y de verse como un adulto.

Afortunadamente, son menos las personas que comienzan a fumar que hace unos pocos años. Es posible que esto se deba a que más personas saben que los cigarrillos y el tabaco pueden provocar cáncer y enfermedades cardíacas.

Pero a veces, los niños no pueden pensar en un futuro tan lejano como para preocuparse por enfermedades que tal vez no sufran hasta dentro de muchos años.

Por lo tanto, hablemos de los problemas que podrían afectar a los niños más rápidamente:

  • mal aliento
  • dientes amarillos
  • ropa con olor desagradable
  • más resfriados y tos
  • dificultad para mantener el ritmo de los amigos al practicar deportes
  • poco dinero; ¡los cigarrillos y el tabaco son muy caros!

Averigüemos un poco más sobre los cigarrillos y el tabaco.

¿Qué es el tabaco común y el tabaco sin humo?

El tabaco es una planta que se puede fumar en cigarrillos, pipas o cigarros. Es la misma planta de la que se obtiene el tabaco sin humo, que se usa para mascar, escupir o chupar. El tabaco sin humo no se prende ni se inhala como el tabaco de los cigarrillos, las pipas y los cigarros. Por el contrario, este tipo de tabaco se coloca entre el labio y la encía y se chupa dentro de la boca.

El tabaco contiene nicotina, una sustancia química que provoca una sensación agradable y hormigueo. Pero esta sensación dura muy poco tiempo. La nicotina también es adictiva. Esto significa que si comienzas a usar nicotina, tu cuerpo y tu mente se acostumbran a ella y la necesitarás para sentirte bien.

Cualquier persona que comienza a fumar puede volverse adicta a la nicotina. Si eres adicto a algo, es muy difícil dejar de hacerlo, incluso aunque lo desees. Algunos niños se vuelven adictos inmediatamente. Y los adultos suelen ser adictos; por eso a muchos de ellos les cuesta tanto dejar de fumar.

¿Por qué es tan malo para ti?

Los cigarrillos y el tabaco sin humo matan a cientos de miles de norteamericanos cada año. De hecho, mueren 1300 personas por día simplemente por fumar.

La nicotina y otras sustancias químicas nocivas causan muchas enfermedades, como problemas cardíacos y algunos tipos de cáncer. Si fumas, te dañas los pulmones y el corazón cada vez que enciendes un cigarrillo. También puede dificultar el flujo de la sangre por el cuerpo; por eso los fumadores a veces se sienten cansados y de mal humor. Cuanto más tiempo fumes, peor será el daño.

El otro costo de fumar

El consumo de tabaco también te resta mucho dinero. En promedio, un paquete de cigarrillos cuesta aproximadamente 6 dólares. Esto significa que aun cuando compres solo un paquete por semana, gastarás 312 dólares al año. Algunas personas fuman un paquete por día, ¡y esto equivale a 2190 dólares al año! Con ese dinero, podrías comprarte muchos juegos de computadora y ropa.

¿Cómo es?

En general, a las personas no les agrada fumar o mascar tabaco la primera vez que lo hacen. El cuerpo es inteligente y sabe que lo están envenenando. Cuando las personas prueban el cigarrillo por primera vez, suelen toser mucho o sentir dolor o ardor en la garganta y los pulmones. Esta es la forma en la que los pulmones intentan protegerte y decirte que los dejes libres de humo.

Además, muchas personas dicen que sienten malestar estomacal o incluso vomitan. Si una persona se traga accidentalmente tabaco para mascar, es probable que se sienta mal durante horas. ¡Qué asco!

¿Qué debo hacer si mis amigos fuman?

Si tienes amigos que fuman o consumen tabaco, puedes ayudarlos animándolos a abandonar el hábito. Estas son algunas de las razones que puedes mencionar:

  • Afecta la salud.
  • Deja un aliento horrible.
  • Deja los dientes amarillos.
  • Reduce la resistencia al correr o practicar deportes.
  • Es caro.
  • Es ilegal que los menores compren cigarrillos.

Si crees que puede ser útil, puedes imprimir artículos como este para darle a un amigo que fuma. Tal vez le interese obtener más información sobre los peligros de fumar.

Pero a las personas no les agrada escuchar que están haciendo algo mal; por eso, tu amigo también podría enojarse. Si esto ocurre, no insistas. Con el tiempo, tal vez tu amigo se dé cuenta de que estás en lo cierto.

Mientras tanto, si estás preocupado por tu amigo, podría ser útil hablar con un padre o el consejero escolar. Cuando tu amigo esté preparado, un adulto puede ayudarlo a dejar el hábito. Si tu amigo decide abandonar el hábito, dale tu apoyo. ¡Podrías decirle que es hora de patear algunos traseros!

Fecha de revisión: junio de 2016