[Ir al contenido]

Enfermedad de células falciformes

Revisado por: Robin E. Miller, MD

¿Qué es la enfermedad de células falciformes?

La enfermedad de células falciformes es una enfermedad de la sangre. Los glóbulos rojos suelen tener el aspecto de discos redondeados. Pero en la enfermedad de células falciformes, los glóbulos rojos tienen forma de luna creciente o de una antigua herramienta de labranza llamada hoz (de hecho, "falciforme" significa en forma de hoz).

Un disco redondeado es la forma más sana que puede tener un glóbulo rojo, porque se puede mover fácilmente a través de los vasos sanguíneos del cuerpo y trasportar el oxígeno hacia donde sea necesario.

Cuando los glóbulos rojos tienen forma de hoz, se pueden quedar atascados, sobre todo en los vasos sanguíneos más pequeños. Esto impide que la sangre fluya hasta donde debería llegar, lo que puede causar dolor y lesiones en partes del cuerpo.

illustration

¿Cuáles son los signos y los síntomas de la enfermedad de células falciformes?

Los niños con una enfermedad de células falciformes pueden tener dolor en distintas partes del cuerpo cuando los vasos sanguíneos se atascan debido a la forma de las células falciformes. El dolor puede durar de unas pocas horas a varios días, y puede ser de muy fuerte a muy débil. Cuando ocurre esto, se llama crisis drepanocítica, crisis de dolor o crisis dolorosa ("crisis" se refiere a un episodio problemático).

Nadie puede saber exactamente cuándo se van a atascar las células falciformes ni en qué vasos sanguíneos se van a atascar. Hay algunas cosas que pueden conducir a tener crisis de dolor, como cuando una persona con esta enfermedad se enfría demasiado, se pone enferma, tiene mucho estrés, o no bebe suficientes líquidos. Los médicos y los enfermeros te pueden ayudar dándote medicamentos para aliviar el dolor.

Debido a que los niños con esta enfermedad no tienen suficientes glóbulos rojos normales, se pueden cansar mucho. También pueden contraer más infecciones que otros niños. Y pueden no crecer tan deprisa como sus amigos. A veces, la piel y el blanco de los ojos se les ponen amarillentos, lo que se conoce como "ictericia", y pueden tener que ir al lavabo más a menudo que otros niños.

Causas de la enfermedad de células falciformes

La enfermedad de células falciformes es hereditaria. Esto significa que no te la puede pegar nadie, como pasa con los catarros o la gripe. Los niños nacen con esta enfermedad cuando tanto su padre como su madre les trasmiten el gen de las células falciformes.

¿Cómo se trata la enfermedad de células falciformes?

Los niños con una enfermedad de células falciformes deben recibir todas las vacunas recomendadas. La mayoría de ellos también toman penicilina, un medicamento que ayuda a prevenir las infecciones. Los médicos también les pueden recetar una vitamina llamada "ácido fólico", que ayuda al cuerpo a fabricar nuevos glóbulos rojos. Otro medicamento, llamado "hidroxiurea", hace que los glóbulos rojos sean menos pegajosos y que sea menos probable que causen problemas.

Tomar esos medicamentos no sirve para curar la enfermedad de células falciformes, pero sirve para ayudar a los niños que la padecen a no encontrarse mal. Los medicamentos para el dolor ayudan a que estos niños se encuentren mejor cuando tengan crisis dolorosas. Los niños con una enfermedad de células falciformes pueden tener que ir al hospital si tienen mucho dolor o una infección grave. En el hospital, podrá recibir líquidos, antibióticos u otros medicamentos.

A veces, los niños con esta enfermedad necesitan hacerse transfusiones de sangre.   Es una forma de introducir células sanguíneas sanas en el cuerpo de un niño.

¿Se puede curar la enfermedad de células falciformes?

En algunos casos, un trasplante de médula ósea puede curar la enfermedad de células falciformes. En los trasplantes de médula ósea, se sustituyen las células falciformes por células sanas procedentes de otra persona. Es un tratamiento arriesgado y que solo es adecuado para algunas personas; por eso, los científicos están trabajando para encontrar otras formas de curar la enfermedad de células falciformes.

¿Qué puede hacer un niño con una enfermedad de células falciformes para encontrase bien?

Tener una enfermedad de células falciformes puede ser frustrante y a veces doloroso. Para ayudar a controlar la enfermedad de células falciformes:

  • Tómate tus medicamentos tal y como te lo haya indicado tu médico.
  • Evita aquellas cosas que te puedan desencadenar crisis de dolor, como pasar mucho frío o mucho calor.
  • Habla con tu médico sobre qué actividades son buenas para ti y cuáles deberías evitar.
  • No fumes, bebas alcohol ni consumas otras drogas.
  • Bebe abundante líquido y descansa lo suficiente.
  • Informa siempre a un adulto cuando no te encuentres bien.
Revisado por: Robin E. Miller, MD
Fecha de revisión: julio de 2018