[Ir al contenido]

Terapia para el TDAH

Revisado por: D'Arcy Lyness, PhD

¿Qué es la terapia para el TDAH?

La terapia forma parte del tratamiento de la mayoría de los niños con TDAH. Si vas a terapia, tendrás sesiones regulares con un terapeuta para ayudarte con los problemas que puede causar el TDAH.

La mayoría de los niños con TDAH toman un medicamento. El medicamento para el TDAH mejora la capacidad del cerebro para concentrarse, calmarse y esperar. La terapia les enseña a los niños cómo usar estas capacidades para escuchar y comportarse mejor.

Algunos niños con TDAH también van a otro tipo de terapia denominada terapia ocupacional. Esto los ayuda cuando les resulta difícil escribir o mantener el equilibrio debido al TDAH o a un problema de aprendizaje.

¿Por qué los niños necesitan terapia para el TDAH?

La terapia ayuda a los niños con TDAH a que les vaya mejor en la escuela y en el hogar. Los niños tal vez aprendan lo siguiente:

  • concentrarse en el trabajo escolar
  • escuchar y seguir instrucciones
  • ser más organizados
  • llevarse mejor con otras personas
  • esperar su turno
  • expresar sus sentimientos de enojo con palabras en lugar de con acciones
  • ser más pacientes
  • pensar antes de actuar

Algunos niños necesitan terapia para aliviar emociones complejas. Los niños tal vez se sientan mal con ellos mismos por el problema que les causa el TDAH. Quizás pierdan la confianza o piensen que no pueden hacer las cosas bien. Es posible que se sientan tristes, preocupados o frustrados por el TDAH.

Cuando los niños van a terapia, trabajan estas emociones. Aprenden técnicas que los ayudan con el TDAH. Esto les permite desempeñarse mejor y sentirse mejor con ellos mismos. La terapia ayuda a los niños a sentirse más felices y más confiados.

En la terapia de TDAH, los niños aprenden haciendo, jugando y practicando. El terapeuta hará actividades que te enseñan las habilidades que necesitas, como prestar atención o hacer uso de buenos hábitos de estudio.

Los terapeutas ayudan a los niños a sentirse alentados y apoyados mientras aprenden.

¿Qué ocurre en la terapia para el TDAH?

Tu terapeuta comenzará hablando contigo y con tus padres. El terapeuta te hará preguntas y escuchará para obtener más información sobre la manera en la que te afecta el TDAH. Juntos, se fijarán metas para lo que tú desees mejorar.

En las sesiones de terapia, tú y tu terapeuta tal vez hagan lo siguiente:

  • Hablar. Los terapeutas les enseñan a los niños cómo hablar de sus sentimientos. Los niños aprenden a poner los sentimientos en palabras en lugar de acciones. Hablar y escuchar ayuda a los niños a sentirse comprendidos y listos para aprender. También los ayuda a escuchar y prestar atención mejor.
  • Jugar. Los terapeutas usan juegos que enseñan cosas como esperar turnos, seguir reglas y aceptar perder o ganar. Usan juegos para enseñarte a tomarte tu tiempo en lugar de hacer las cosas a las apuradas y a hacer uso del autocontrol.
  • Hacer actividades que te enseñan una lección. Los terapeutas tal vez enseñen lecciones acerca de las emociones, la organización del trabajo escolar, el estudio o comprender a otros. Las actividades y las hojas de trabajo ayudan a que estas lecciones sean entretenidas.
  • Poner en práctica nuevas habilidades. Los terapeutas tal vez enseñen habilidades como la conciencia plena y ejercicios de respiración. Estas habilidades pueden entrenar la atención y calmar tanto la mente como el cuerpo. Los terapeutas ayudan a los niños a poner en práctica lo que están aprendiendo.
  • Resolver problemas. Los terapeutas harán preguntas acerca de los problemas del TDAH en la escuela y en el hogar. Hablarán contigo acerca de cómo resolver estos problemas.

¿Cuánto tiempo hacen terapia para el TDAH los niños?

La duración de la terapia depende de tus objetivos. La mayor parte del tiempo, el terapeuta querrá verte una vez a la semana durante unos pocos meses.

¿Cómo puedes ayudarte a ti mismo?

  • Pon en práctica lo que aprendes. En terapia, los niños aprenden habilidades que los ayudan mucho. Al ponerlas en práctica, lo harás cada vez mejor.
  • Cree en ti mismo. Los niños con TDAH pueden mejorar su atención, autocontrol y comportamiento.
  • Pide ayuda. Muchas personas quieren ayudarte a dar lo mejor de ti. Esto incluye tus padres, maestros y terapeutas. Pídeles ayuda cada vez que lo necesites.
  • Haz cosas en las que te destaques. Tal vez seas bueno en los deportes, la música, la lectura o en construir cosas. Tal vez seas divertido, creativo, talentoso o amable. Piensa en tus mejores cualidades. Intenta usar al menos una de ellas todos los días.
  • Mantente activo todos los días. Hazte tiempo para jugar, moverte, correr y divertirte. Esto te ayuda a usar tu energía de un buen modo. Esto hace que sea más fácil concentrarse cuando llegue el momento de hacer el trabajo escolar.
Revisado por: D'Arcy Lyness, PhD
Fecha de revisión: diciembre de 2017